Beneficios de los iones negativos
¿Qué son los iones negativos y cuáles son sus efectos sobre nuestro organismo y nuestra vida cotidiana?

Hay algo en el aire, flotando y parece que pensando cómo hacernos la vida más agradable, incluso evitándonos enfermedades.

Ese “algo” es inodoro, incoloro, insípido, e invisible. Son los iones negativos. Posiblemente habrá podido observar su efecto cuando pasea usted por la playa o camina por debajo de una cascada.
Por que si bien una parte de esa tranquilidad es simplemente por estar en el entorno de estos lugares, fuera de las precisiones normales de la casa, la oficina o el lugar del trabajo, hay otra razón: estos lugares desprenden centenares de miles de iones negativos. La acción de las olas golpeando, o las moléculas de agua en una cascada al golpearse unas contras otras, generan iones negativos en el aire, al igual que inmediatamente después de una tormenta de primavera (productoras también de iones negativos), produciendo en las personas una tranquilidad y relajamiento inmediato.

Tenemos la seguridad de que ustedes han experimentado esta sensación de bien estar. Pero hay una más. Los iones negativos son capaces de actuar sobre una de cada tres personas, proporcionando un buen estado de salud, evitando alergias, migrañas, problemas respiratorios, depresiones, aumentan el flujo de oxígeno al cerebro, disminuyen la sensación de somnolencia y producen más energía mental. Los iones negativos pueden hacernos sentir que estamos caminando sobre un colchón de aire. Es muy posible que usted pueda ser uno de los tres beneficiados si se siente mejor al abrir una ventana y respirar el aire húmedo y fresco, si se siente somnoliento cuando están alrededor de un aparato de aire acondicionado, o se siente fortalecido cuando abre la ventanilla del automóvil.

Desgraciadamente en nuestra vida diaria en las grandes ciudades, el uso de ordenadores, la contaminación atmosférica, el aire acondicionado, etc. No son productores de iones negativos, sino que muy por el contrario producen iones positivos y radicales libres, que son generadores, como todos sabemos, de efectos contrarios como estrés, enfermedad, alergias etc. En definitiva es conveniente y necesario producir absorber estas “vitaminas aéreas” que son los iones negativos.

El problema es que no podemos “encargar” una tormenta cuando queremos o estar viviendo continuamente en los entornos naturales que los producen. Tenemos que “fabricarlos” de forma fácil, sencilla y absorberlos eficazmente. Estos dos factores, producción y absorción van íntimamente ligados. Como muchos productos utilizados por la medicina, los iones negativos se pueden absorber por vía interna o por vía tópica. Los generadores de iones negativos, son el instrumento ideal para, a través de las vías respiratorias, absorben los iones negativos y de ellos nos ocuparemos en el próximo artículo, especialmente al empezar el verano y utilizar el aire acondicionado. El aire acondicionado agota el ambiente de iones negativos y seguro que ustedes han apreciado sensación de alergia, picor en la garganta estornudos, tos, etc. Si tiene aire acondicionado en su hogar, lugar de trabajo o en el coche. Instalen un generador de iones negativos, restituyan el nivel conveniente y disfruten de ese gran invento sin sus desventajas.

En este artículo nos vamos como referir como poder absorber iones negativos mediante uso tópico a través de nuestra piel. La piel es el órgano de más tamaño de nuestro organismo. Con un peso de cinco kilos, una extensión de más de dos metros cuadrados y un espesor variable entre los 0,5 mm. En los párpados y 4mm. En los talones, puede constituir por su propia naturaleza un vehículo para la absorción de los iones negativos ideal.

¿Qué mejor forma de hacerlo que efectuando una “ducha” diaria sobre nuestra piel con estos todos los días?

¿Es esto posible?

La contestación a este ultimo interrogante en afirmativa, gracias al uso de las ecoduchas.

El aspecto externo de, una ecoducha y su instalación no difiere del de un cabezal de ducha normal, salvo por el número y forma de micro poros que rompen las moléculas del agua, de modo semejante a lo que ocurren en las cascadas y torrentes y la turmalina instalada en el mango, generadora de radiación infrarroja de larga distancia. La unión de estos dos factores hacen que la ecoducha sea una fuente excelente de iones negativos, de uso diario sobre nuestra piel.

Sus efectos son inmediatos y notorios desde el primer día de su utilización, pudiendo eliminar en parte o en su totalidad de uso de geles y champús y entre ellos destacan:

• Profundo masaje de la piel y eliminación de olores.
• Prolongado efecto humectante por la penetración en la piel de micro moléculas de agua.
• Limpia, tonifica y desinfecta la piel sin necesidad de utilizar jabones u otros productos.
• Elimina el cloro remanente en el agua.
• Previene contra la caspa, espinillas, acné y caída del cabello.
• Su uso continuado alivia la dermatitis atópica y la psoriasis.
• Es recomendable en general para pieles sensibles.


Por otro lado la sensación de bienestar que se obtiene después de la utilización las ecoduchas es notaria e inmediata y propia de la acción de los iones negativos sobre nuestro organismo, favoreciendo la función respiratoria, relajando la musculatura y disminuyendo la fatiga y la ansiedad.

En cuanto a los diferentes modelos que existen de ecoduchas difieren en los distintos componentes que interviene en su diseño y así nos encontramos con ecoduchas que además del número y forma especial de los micros poros y los pallets de turmalina, elementos indispensables, incorporan cargadores de vitamina C, que eliminan el cloro del agua y sus efectos nocivos sobre nuestro pelo y piel, de colágeno (en nuestra opinión no es necesario puesto que el colágeno no se absorbe a través de la piel), de esencias forma de aceites para el caso que no se debe utilizar ninguna cantidad de gel o champú, filtros para eliminar partículas sólidas, sedimentos etc.

Por último un factor muy a tener en cuenta es el gran ahorro de agua y energía que se puede obtener con el consiguiente beneficio económico.

Juzguen ustedes por el siguiente cálculo:

Tiempo medio de ducha: 5 minutos.
Consumo de una ducha tradicional: 18 litros/minuto.
Consumo de eco ducha: 8 litros/minuto.
Precio de agua y energía 0,0052 €/litro.

Una sencilla multiplicación nos dará un ahorro diario por persona de 0,260 €.

Si consideramos una familia de 4 miembros y 365 días del año el ahorro total será de 379,00 €.

La demostración de esta cifra es muy sencilla. Basta con que instalen ustedes la ecoducha y comparen la cantidad que recogen ustedes de agua con la ducha tradicional y la ecoducha en un minuto y verán que aproximadamente (dependiendo del costo del agua y energía del lugar donde residan) son las cifras que les facilitamos.

En cuanto al precio por el que se pueden adquirir hay variaciones según las opciones que quieran incorporar, pero mi consejo es que se puede adquirir por un precio que puede oscilar entre los 40 y 50 €, con unas garantías en cualquiera de los casos, que superarán sus expectativas.

Artículo de la revista Verdemente Junio 2009
Por: Antolin de la Torre. Licenciado en Ciencias químicas, Naturopata y diplomado en ciencias biológicas de la salud.
Inicio || ¿Que es la Ecoducha? || Preguntas Frecuentes || Comprar la Ecoducha || Otros Productos || Contacto ||
Diseño Web: DiseArt.es